Kershaw sigue de Dodger

Por Jesús Alberto Rubio.

La mejor noticia para Los Ángeles y sus seguidores, sin duda, es el hecho de que Clayton Kershaw seguirá enfundado en la franela de los Dodgers por las próximas tres temporadas.

Al ganador de tres Cy Young le quedaban dos años en su contrato anterior con el equipo, pero el as zurdo pactó un contrato por 93 millones de dólares, ahora por un año más, y con ello evitó la agencia libre y todos tuti contenti.

Otra agradable nueva es que también retornará al equipo David Fresse: llegaron a un acuerdo con el infielder para evitar que el veterano se convierta en agente libre… y qué bien.

Fresse, un hombre clave, ya sabe usted.

¿Y Yasmani Grandal…?

Ernesto Mendiondo García nos die lo siguiente sobre su paisano:

“Los Dodgers hicieron una oferta calificada, por $17.9 millones, para que el receptor se quede en el equipo azul a pesar de que tuvo una postemporada para el olvido al dar sólo cuatro indiscutibles en 29 turnos.

Ahora tiene 10 días para aceptar la oferta, que consta de 10 millones más de lo que cobró el cubano este año, según reportó Joel Sherman del New York Posten en Twitter.

Y es verdad: Yasmani tuvo una postemporada para el olvido al grado tal y “así como no queriendo” lo mandaron en dos-tres veces a “calentar el banco” en la reciente serie mundial.

Agentes libres:

Además de Joakim Soria (Milwaukee), los otros peloteros mexicanos en la agencia libre de MLB son los siguientes: Miguel Ángel González, Jorge de la Rosa, Óliver Pérez, Marco Estrada, Jaime García, Yovani Gallardo, Sergio Romo, Fernando Salas, Adrián González y Daniel Castro.

¿Seguimos con los inicios del beisbol en Hermosillo?

OK.

Después de la confrontación en 1931 entre Fabriles y Hermosillo y luego de que el Gral. Jaime Carrillo, jefe de Operaciones Militares que impulsaba en gran forma al béisbol y había sido removido a otro lugar del país, las gradas fueron desmanteladas ante el escepticismo generalizado de los aficionados.

Por fortuna en 1932 don Fernando M. Ortiz, un hombre apasionado del béisbol, organizó y dirigió un fuerte circuito de pelota que sería granero para el equipo Hermosillo local de donde saldrían grandes jugadores, especialmente del equipo campeón “Veteranos” dirigido por “El Viejo” López.

Ese año, el gobernador Rodolfo Elías Calles anunció el proyecto de construcción sobre el “Parque Madero” un edificio con el nombre de “La Casa del Pueblo” que iba a ser sede de las oficinas del entonces Partido Nacional Revolucionario (hoy PRI) y organizaciones sindicales, además de una unidad deportiva con alberca, canchas de tenis y frontenis e incluso juegos infantiles.

Réplica del “Venustiano Carranza”

Los primeros tres juegos en el nuevo estadio de la “Casa del Pueblo” –una réplica del “Venustiano Carranza” construido en 1914 en la Ciudad de México–, la escenificaron el potente equipo PNR, fundado por Fernando M. Ortiz y el México-El Paso, quedando la serie en casa. Por cierto, la única derrota de los capitalinos que lucieron un uniforme crema con vivos y gorra color rojo, fue de Manuel “Ciclón” Echeverría.

Con ese histórico equipo también alinearon peloteros que registrarían capítulos por demás notables en la pelota mexicana, como Ángel Castro, Jesús “Cochihuila” Valenzuela, Jesús Astráin, Alfonso “Chivo” de la Fuente, Mike Simmons, a quienes se les unirían más tarde Héctor “La Comadre” Leal, Manuel “Barbitas” Acuña, Ángel “Diablo” Salas, Armando “Negro” Cota, Enrique Revilla, entre otros.

Continuaremos.