Ante cambio de ruta, 60 migrantes más regresan a su país

La primera caravana migrante tuvo que volver atrás, por donde vino, de los modernos molinos de viento, para cambiar la ruta que en principio se dirigía a la ciudad de Oaxaca y que ahora lo hace rumbo al estado de Veracruz.

El objetivo seguir avanzando para enfilarse hacia Tamaulipas y tratar de brincar al otro lado por Bronswille, McAllen o Texas.

Un viraje por caminos peligrosos donde el crimen organizado tiene sus dominios.

No, nos da miedo porque vamos con la mano de Dios, a lo que Dios nos diga que es lo que siga más adelante”, afirmó Alison Ezequiel Torres, migrante de Honduras.

Lo que es un hecho es que sólo hoy 60 ciudadanos centroamericanos solicitaron su retorno voluntario, después de que se cambió el itinerario de último momento.

Me imagino que sí, no hay mucha certidumbre de hacia dónde van o cómo van”, dijo Martín Rojas Márquez, coordinador Grupo Beta en el Istmo de Tehuantepec.

De esta forma, queda cancelada definitivamente la visita de la caravana migrante a la Ciudad de México.

Primero porque el apoyo para conseguir autobuses nunca llegó y segundo porque las puertas para un eventual encuentro con el presidente electo de México se fueron cerrando, al tiempo que iban creciendo las diferencias entre la organización “Pueblos sin Fronteras”, que lleva la batuta de la caminata y el padre Alejandro Solalinde, del albergue Hermanos en el Camino, quien considera que se persiguen fines políticos al querer que el contingente intente cruzar el 6 de noviembre, día que se celebran elecciones legislativas en EU.

La travesía rumbo a este municipio de Matías Romero Avendaño inició a las 5 de la mañana, después de que la Caravana Migrante estuvo varada dos días en Juchitán de Zaragoza.

La mayoría de los integrantes de la caravana migrante descansan en las instalaciones de un deportivo ejidal al aire libre y otros, lograron hospedarse en un hotel en ruinas a la entrada del municipio de Matías Romero Avendaño.

Por la tarde, el payaso Brincolín ofreció un espectáculo para los niños migrantes y regalo juguetes para hacerles más llevadera su travesía, mientras llega el momento de volver a la carretera a caminar rumbo al norte.

excelsior.com.mx