China acusa al exjefe de Interpol de “dar y recibir sobornos”

El exjefe de Interpol, Meng Hongwei, ha sido detenido en China bajo la acusación de haber dado y recibido sobornos, según ha informado el Ministerio de Seguridad Pública chino en un comunicado en su página web, recogido por las agencias internacionales.

“La investigación contra Meng Hongwei por dar y recibir sobornos y por supuesta violación de la ley es muy oportuna, absolutamente correcta y muy sabia”, ha anunciado el Ministerio en el comunicado, que se ha difundido tras una reunión interna.

El ministro de Seguridad Pública, Zhao Kezhi, convocó un comité del Partido Comunista para informarle de la acusación contra Meng por “aceptar sobornos” y “violar la ley”, ante lo que el comité mostró su “apoyo unánime” a la investigación y a la lucha anticorrupción encabezada por el presidente Xi Jinping.

Las autoridades chinas destacaron que la presunta corrupción de Meng ha puesto “en grave peligro” al partido y a la Policía, por lo que ahora se formará un grupo de trabajo para perseguir a aquellos que participaron con Meng a la hora de cometer estos delitos.

La familia denunció su desaparición

Meng desapareció el 25 de septiembre tras viajar a su país. Tras varios días de silencio, el domingo, las autoridades chinas confirmaron su detención por “grave violación de la legislación de la legislación estatal”.

Interpol ha admitido la dimisión de Hongwei y en su lugar asumió la presidencia de forma interina el coreano Kim Jong Yang, hasta ahora vicepresidente senior en el Comité Ejecutivo de Interpol. La 87ª Asamblea General del organismo, que se reunirá en Dubai del 18 al 21 de noviembre, elegirá a un nuevo presidente por los dos años que restan de mandato, hasta 2020.

Interpol recuerda que su secretario general, el alemán Jürgen Stock, garantiza que la misión de la organización continuará para “ayudar a las fuerzas de seguridad en todo el mundo”.