EE.UU. dejará de recurrir a la Corte Internacional de Justicia

En una muestra más de las tendencias aislacionistas de la administración Trump y su desconfianza de las instituciones internacionales, el gobierno de Estados Unidos planea dejar de resolver sus conflictos mediante la Corte Internacional de Justicia. Lo anterior fue confirmado por John Bolton, asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Al respecto, el funcionario comentó que el país se retira del protocolo opcional de resolución de disputas diplomáticas de la Convención de Viena como medida de represalia al caso presentado por Palestina ante la CIJ.

Añadió que se revisarán todos los acuerdos internacionales que haya firmado EE.UU. y que lo puedan someter al escrutinio de la corte ante lo que consideró “reclamos sin base y politizados contra nosotros”.

En conferencia de prensa, Bolton aceptó que la postura de la Casa Blanca está relacionada con el fallo parcial de la Corte a favor de Irán por la reimposición de sanciones tras su salida del acuerdo nuclear, así como a la denuncia de Palestina por el establecimiento de la embajada estadounidense en Jerusalén.

Sin embargo, recalcó que su postura tiene “menos que ver con Irán y los palestinos que con la política de Estados Unidos de rechazar a la CIJ, que considera politizada”.

El protocolo opcional de resolución de disputas diplomáticas señala que las controversias consulares deben resolverse en la Corte Internacional de Justicia o en otro tribunal si existe un convenio entre las partes.

lopezdoriga.com