Detiene a 163 centroamericanos que cruzaban el desierto entre Sonora y Arizona

Agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a un grupo de 163 migrantes centroamericanos que intentaron cruzar a pie por el desierto, a través de la línea Internacional desde Sonora hacia Arizona.

Entre el grupo de migrantes venía un bebé de apenas cuatro meses de edad, quien estuvo expuesto a temperaturas superiores a 40 grados centígrados.

En un comunicado de prensa, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) detalló que, entre el grupo, viajaban indocumentados de Honduras, El Salvador y Guatemala, los cuales aparentemente eran guiados por cinco personas que recientemente habían sido expulsados de los Estados Unidos.

Las organizaciones delictivas transnacionales explotan la vulnerabilidad de los ciudadanos extranjeros con falsas promesas de estatus legal y alientan los peligrosos pasos fronterizos, poniendo vidas en riesgo”, aseguró en el boletín la U.S. Customs and Border Protection.

Entre los indocumentados había hombres y mujeres, algunos de la tercera edad e incluso un bebé de cuatro meses de edad, todos recibieron atención médica y fueron diagnosticados con bien estado de salud, a pesar que estuvieron expuestos a temperaturas de 40 grados centígrados.

En varias camionetas, los indocumentados fueron trasladados a la Estación AJO del CBP en Lukeville, Arizona, donde serán procesados por violaciones de migración; el comunicado no detalla cuando ocurrió el aseguramiento o si las familias que viajaban en el grupo permanecerán unidas mientras son deportados.

excelsior.com.mx