Las redes sociales no crean democracia: Lorenzo Córdova

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, aseguró las redes sociales son un mecanismo de comunicación que llegó para quedarse, que no hacen en automático la democracia pero que sí democratizan los canales de comunicación, por lo que, dijo, no hay que satanizarlas, sino enfrentarse a la nueva realidad que se vive en el contexto del mundo digital.

En el marco del conversatorio Desinformación Digital en México, Lecciones y perspectivas poselectorales, Córdova Vianello sostuvo que la desinformación y noticias falsas son un fenómeno que han acompañado a la vida política desde la antigüedad, sin embargo, sostuvo que ahora crece la preocupación debido a que se tiene, lo que llamó como, un poderosísimo mecanismo con una penetración cada vez mayor para dispersar noticias falsas, que son, precisamente, las redes sociales.

En ese sentido, sostuvo que en las redes sociales es donde se diluye la responsabilidad, que es un componente fundamental de la administración pública y de quienes interactúan democráticamente, sin embargo, dejó en claro que hacer un discurso contra las ellas es ir contra la historia misma.

“No voy a hacer jamás un discurso en contra de las redes, porque es hacer un discurso en contra de la misma historia, porque las redes llegaron para quedarse y cada vez más serán un mecanismo de interacción social”, sostuvo.

Señaló que realmente el desafío es saber cómo democratizar la discusión e interacción que ocurre en las propias redes sociales y que éstas dejen de ser un espacio de opacidad para convertirse en uno de transparencia que, dijo, es indispensable para la recreación de la democracia.

Sin embargo, Córdova Vianello reiteró que la dificultad está en saber cómo lograr que ese fenómeno, “no se convierta en un fenómeno disruptivo que termine por alterar las dinámicas propias e indispensable de un sistema democrático”; agregó que la respuesta estará en la cultura cívica, donde se tendrá que construir ciudadanía en un contexto inédito hasta ahora, el del mundo digital.

“Lo peor que nos puede ocurrir con las redes, y para allá vamos, lo qué pasó hace 30 años, ‘lo dijo la televisión, lo dijo la radio, debe ser verdad’, un ciudadano que diga, lo dijo las redes sociales debe ser verdad, es un ciudadano que va a ser disfuncional para recreación adecuada de la democracia.

Las redes no son la némesis de la democracia, pero tampoco generan democracia en automático, el desafío es cómo logramos para hacer de este espacio del medio digital, uno donde la democracia se enriquezca y no donde se agote (…) O amoldamos nuestros comportamientos y actitudes, llevamos los valores y principios democráticos a la interacción en ese mundo, o simple y sencillamente volveremos esto como una especie de lucha contra molinos de viento que está destinada al fracaso, sin ilusión y sin catastrofismos debemos enfrentar esta nueva realidad”, afirmó.

Dejó en claro que el voto informado es el voto libre, y éste no puede ser ejercido si no hay fuentes de información confiables y variadas, por lo que insistió en que la transparencia en las propias redes sobre el origen de la información es fundamental, “las redes no hacen democracia, democratizan los canales de comunicación y el desafío es cómo amoldamos la democracia a las redes sin que pierda su esencia.

Es un esfuerzo conjunto, no un asunto de las autoridades electorales, de los gobiernos de los medios de comunicación, de la academia, de redes sociales, es un asunto de responsabilidad compartida, donde si todos no cumplimos el rol que nos toca vamos a hacer un agotamiento de nuestros sistema democrático”, puntualizó.

lopezdoriga.com