Niega EE.UU. pasaportes a sus propios ciudadanos que viven en frontera con México

La administración de Donald Trump está negando la renovación del pasaporte estadounidense a cientos, probablemente miles, de hispanos en áreas de la frontera con México, denunció el diario The Washington Post este miércoles.

En entrevistas realizadas a afectados y abogados, detallaron que el gobierno estadounidense acusó a las víctimas de haber falsificado sus actas de nacimiento desde que eran bebés.

Esto se debe a un cambio en la política de renovación de pasaportes que ha implementado el Departamento de Estado, organismo que negó está situación a la agencia EFE según un funcionario de la diplomacia estadounidense.

Incluso, algunos hispanos, cuando tratan de renovar su pasaporte estadounidense, son remitidos a centros de detención para migrantes ilegales, en proceso de deportación, o se encuentran atrapados en México sin la posibilidad de regresar a territorio estadounidense al no tener el documento.

El gobierno de los Estados Unidos alega que entre los años 1950 y 1990, matronas y médicos entre la frontera de México y Texas otorgaron certificados de nacimientos falsos a niños que en realidad habían nacido en México. En juicios llevados a cabo en la década de los 90, varios médicos reconocieron haberlos otorgado.

Durante el gobierno de Barack Obama, ya se habían comenzado a negar pasaportes a personas nacidas en el Valle del Río Bravo, Texas, sobre todo otorgados por matronas. Sin embargo, tras una negociación con la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), se determinó reducir el número de pasaportes revocados.

lopezdoriga.com