Tras ser separados en la frontera de EU, niño no reconoce a su madre

La separación de familias migrantes debido a las políticas impuestas por el gobierno de Donald Trump, ha dejado incontables imágenes que han causado estupor en todo el mundo. De acuerdo a cifras de las autoridades, durante los hechos, 2,500 niños fueron alejados de sus padres, quienes fueron deportados, mientras que los menores fueron internados en centros de detención.

Luego de que se le ordenara al gobierno emprender un proceso que permitiera el reencuentro de las familias, se ha logrado que diversos padres puedan ver de nuevo a sus hijos, sin embargo no se ha conseguido que el total de núcleos afectados hayan sido resarcidos.

El caso de Ever Reyes Mejía y su pequeño hijo Samy, de a penas 3 años, ambos procedentes de Honduras, es una muestra de las secuelas dejadas por las medidas antimigrantes impuestas por la administración de Trump.

El reencuentro de la familia fue captado en video que ya alcanza el mote de viral. En él se muestran los momentos en los que Samy, rechaza a sus padres a quienes no veía desde hace 3 meses, al encontrarlos de nueva cuenta en el aeropuerto de Houston, Texas.

De acuerdo a lo señalado por Ever, fue hace más de cien días, en abril, cuando fueron detenidos mientras ingresaban a territorio estadounidense tras abandonar su natal Honduras. Cuando estaban durmiendo en un cubículo de detención, un vigilante se le acercó y le dijo que tenía que presentarse ante el juez de migración, pero que podía sin ningún riesgo, dejar a Samy durmiendo.

Ever asintió a la orden y prefirió no despertar a su hijo. A su regreso al cubículo, las cosas habían cambado, Samy ya no estaba.

Tres meses después, Ever y su esposa arribaron al aeropuerto de Houston, ya que Samy había sido localizado y entonces podían proceder a reencontrase con él.

En las imágenes que dan cuenta del amargo reencuentro, se puede apreciar la honda secuela que la separación tuvo en Samy.

La madre del pequeño trató de acercarse a él en busca de un ansiado abrazo, pero el niño escapa a sus brazos, la rechaza y huye a una esquina.

“Yo soy tu mami, papi. Yo soy tu mami. Ever, ¿qué tiene mi hijo? ¿Qué pasó? Papi vente conmigo”, pronuncia en medio de un incontenible llanto la mujer. “Mi hijo está traumado, Ever“, añade la inconsolable mujer.

Hasta el 16 de agosto, el gobierno había logrado reunir a más de 2,000 niños con sus padres, siguiendo la orden de la corte que lo obligaba a hacerlo. Entre las familias reunidas, se ha reportado que muchos de los niños muestran signos de problemas de salud mental y trauma, incluida la ansiedad y el temor de que sus padres se los lleven de nuevo.

Reportes de la cadena televisiva, Univisión, refieren que después de varios intentos, Samy permitió que su madre lo recogiera, y la familia se abrió camino por el aeropuerto, caminando entre otros viajeros ajenos al tremendo sufrimiento que esta familia había soportado durante los últimos meses.

“Conté los minutos hasta que lo vi, y cuando me dijeron que estaba en camino, sentí que lo quería aquí en ese momento, mi alma no podía soportarlo, pero estoy feliz con mi hijo”, dijo.

Hasta el 23 de agosto, se contabilizaban 528 niños migrantes aún bajo custodia del gobierno.

sdpnoticias.com“>Tras ser separados en la frontera de EU, niño no reconoce a su madre