Indígenas pagan su atención médica con naranjas, café y maíz

Habitantes de las comunidades de Tzeltal, Tzotzil y Chol en el estado de Chiapas pagan su atención médica con naranjas, café y maíz.

Así lo publica Forbes, que señala, con base en datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en esa entidad uno los mayores problemas es la falta de servicios médicos.

Para dichas comunidades, la opción, relativamente, más cercana para que puedan atender a sus enfermos, es el Hospital San Carlos, que está a 12 horas de distancia.

En ese nosocomio, que se encuentra en Altamirano, se mantiene con el financiamiento de organizaciones y de la sociedad civil.

Llega a atender hasta 100 pacientes diarios. Cuenta con 70 camillas, un médico cirujano, así como un anestesista. Y aunque los servicios son gratuitos, las medicinas no, por lo que debido “al gran problema con la pobreza”, los habitantes suelen pagar con naranjas, café y maíz.

“Sólo pedimos nombre, edad y región donde viven. El servicio es gratuito, pero los medicamentos no. Algunos tzeltales pagan con cosas simbólicas: naranjas, café y maíz, pero aquí no podemos hacernos de medicamentos con naranjas”, comentó Sor Adela Orea, médico general por La Salle, al mencionado medio.

En ese hospital, las enfermedades crónicas más comunes que se atiendan son el cáncer y la diabetes, en tanto que por la desnutrición, algunos pacientes llegan casos de enfermedades como la tuberculosis.

Pese a los esfuerzos de los médicos por atender las 24 horas, su trabajo se ve frustrado debido a la falta de insumos, recursos teológicos y médicos especialistas.

sdpnoticias.com