Payasos piden no ser confundidos con delincuentes disfrazados

nota payaso

nota payasoCIUDAD DE MÉXICO. Más de 400 payasos exigieron seguridad ante las constantes manifestaciones de violencia de las que han sido objeto en redes sociales, por la aparición de presuntos grupos de payasos agresores.

Reunidos en el Monumento a la Revolución se tomaron la fotografía panorámica como parte de un congreso internacional que celebraron en la Ciudad de México.

Con sus atuendos multicolor los payasos piden no ser estigmatizados debido a la mala fama que se ha generado, por personas que se disfrazan de payasos para asustar a la gente.

El organizador de la Feria de la Risa, Tomás Morales Lozada, lamenta que la imagen del personaje esté siendo objeto de la opinión negativa.

    “La contaminación negativa contra nuestra profesión es un escándalo y representa publicidad non grata, por lo que vamos a defendernos y haremos una campaña de las tareas positivas sobre los payasos en cada función”, dijo Llantom.

Piden no ser tratados como delincuentes y aseguran que sólo quieren divertir a la gente, por lo que contemplan la creación de una escuela de payasos.
Ola de payasos provoca temor en México

Recientemente se ha expandido a México el fenómeno de los payasos que mortifican a la población y, con ello, los llamados en redes sociales para agredirlos.

Ahora, en diversos estados del país se han registrado casos de individuos disfrazados que intimidan a la gente e, incluso, cometen delitos, ocultos bajo máscaras, pintura y ropas de colores chillones.

En Estados Unidos y Canadá se reportaron, en agosto pasado, los primeros casos de los llamados payasos asesinos que asustan a la gente, persiguen a los automovilistas en carreteras o que llaman a los niños para que se internen en parajes desolados.

En nuestro país, desde hace dos semanas, aproximadamente, se ha difundido la presencia de personas disfrazadas de payasos que siguen la moda originada en EU y Canadá.

PROFESIONALES ACUSAN ATAQUES Y BAJOS INGRESOS
Debido al fenómeno de los llamados payasos asesinos que se dedican a asustar a la gente, y de criminales que aprovechan la moda para delinquir, personas que trabajan como payasos para fiestas infantiles denunciaron que sus ingresos han bajado porque ya nadie los quiere contratar y, en algunas ocasiones, los han atacado cuando se encuentran en una presentación.