Multará Profepa a responsables de aterrizaje en Arrecife Alacranes

nota aterrizaje

nota aterrizajeCIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) dio a conocer que multará al arrendador y al piloto del helicóptero que aterrizó, así como al propietario y patrón del navío que embarcó, en la Isla Blanca o Pájaros del Parque Nacional Arrecife Alacranes (PNAA), en Yucatán, el pasado 30 de septiembre.

La indagatoria a cargo de inspectores de la Profepa en el estado señala que no hubo daños a los ecosistemas ni la alteración o destrucción de sitios de anidación y alimentación, refugio o reproducción de especies de vida silvestre o a los arrecifes coralinos de la isla; sin embargo, procederá una multa según lo establecido en la ley.

Como resultado de una inspección realizada entre el 3 y el 5 de octubre, a denuncia presentada en redes sociales y por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, se estableció que el helicóptero Bell 412, matrícula XA-EHP, de la empresa Heliservicios, arrendada por el empresario Emilio Díaz Castellanos, aterrizó en la zona núcleo de esa área natural protegida (subzona de uso restringido), donde sólo está permitido el aterrizaje con fines de manejo, vigilancia, investigación o emergencia.

Además, de acuerdo con la Profepa, el yate “Maharani”, propiedad del citado empresario, tampoco debió navegar en dicho sitio para embarcar a los pasajeros, lo que actualiza una segunda violación legal y administrativa, de acuerdo a las restricciones que impone entre otras disposiciones la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA), su reglamento y el programa de manejo, para ese tipo de actividades.

El navío al mando de Javier Ricardo Rosel Manzano contaba con permiso para ingresar al Parque Nacional, pero sólo podía realizar acciones de embarque en la Isla Pérez y no en la Isla Blanca o Pájaros.

Asimismo, esta dependencia federal señala que ante los hechos ocurridos el pasado 30 de septiembre, se emplazará a un procedimiento al arrendador y piloto del helicóptero así como al propietario y el patrón del yate, para en su caso aplicar multas que oscilan entre 50 y 50,000 unidades de medida.

Según informó la procuraduría, el mismo día que el incidente se difundió en redes sociales, el señor Emilio Díaz Castellanos, en escrito presentado ante la Delegación Federal de la Profepa en el estado de Yucatán, asumió plenamente la responsabilidad de los hechos.

proceso.com.mx