¿Quién lo hubiera pensado?; pelean panistas por regiduría

Dr. Shivago

dr_pin_shivago@hotmail.com

Donde traen un buen agarre que involucra golpes bajos, pellizcos y hasta uno que otro piquete de ojos es por rumbos del Comité Directivo Estatal del PAN, esto con el tema de la definición de la lista de regidores de los ayuntamientos, particularmente el de esta capital.

El punto es que hay por lo menos tres bandos en disputa por posicionar a sus respectivas propuestas para la única silla que le tocará a Acción Nacional en el próximo Cabildo hermosillense encabezado por la hoy alcaldesa electa, la ex panista y hoy neo-morenista, Célida Teresa López Cárdenas.

Eduardo Alejo Acuña

Por un lado está el “delfín” que impulsa el todavía dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales, un tal Eduardo Alejo Acuña Padilla, hagan de cuenta la versión mini de Jesús Eduardo Urbina Lucero, quien será uno de los tres diputados locales plurinominales albiazules con que contará el Congreso del Estado.

Lorna Patricia Aguirre

Otro personaje perfilado para ocupar la única posición de regidor panista en el cabildo capitalino lo es Lorna Patricia Aguirre Olivares, siendo ella la propuesta que impulsa a su vez el también todavía presidente del Comité Directivo Estatal del PAN, David Secundino Galván Cázarez; la amistad de David Secundino y Lorna Patricia data de sus años mozos y de ahí la confianza de éste en ella.

Y finalmente, como usted bien lo sabe, una tercera alternativa para la regiduría albiazul en el Cabildo hermosillense lo es la derrotada ex candidata a la alcaldía, Myrna Rea Sánchez, misma que primero había declarado no tener interés en regresar a ser regidora, como lo fue en tiempos de la administración tracalera y corrupta de Javier Gándara Magaña, y posteriormente, de un par de semanas a la fecha, le ha surgido un extraño interés por hacerse de esa posición.

De hecho en plena contienda electoral tuve la oportunidad de preguntarle si estaría dispuesta a aceptar ser regidora, en caso de no salir avante en la elección, como así sucedió, y su respuesta fue tajante en el sentido de que competía para ganar, pero con independencia de ello ya había ocupado esa posición y no tenía interés en regresar a lo mismo.

En lo particular, creo que la decisión recaerá entre Eduardo Acuña y Lorna Aguirre, pues al menos en sus casos estamos hablando de militantes con trayectoria panista, algo de lo que no puede presumir Myrna Rea, quien de hecho fue insistente en repetir durante su fallida campaña que no tenía militancia albiazul, esto como pretendiendo deslindarse de lo deteriorado de la marca panista luego del terremoto padrecista.

Ahora bien, ciertamente Myrna argumenta ahora que fue ella quien obtuvo los poco más de 50 mil votos contabilizados a su cuenta, pero no dice que esta cifra no rebasa ni siquiera el 18% de los votos totales emitidos en el pasado proceso electoral, quedando en una lejana tercera posición, y que además significa la más ínfima de las votaciones obtenidas por Acción Nacional en los últimos siete u ocho procesos electorales.

 

LA MARIONETA DE JAVIER

Myrna Rea y Javier Gándara

Rea López, pues, no representa ni siquiera por ella misma una corriente política interna del PAN, sino que siempre se le ha visto como la marioneta de Javier Gándara Magaña, mismo que seguramente está hoy de nuevo impulsándola hacia la regiduría con la finalidad de luego ofrecérsela como ofrenda política a Célida Teresa, esto una vez que asuma su posición como alcaldesa de esa capital.

Myrna Rea es, pues, la embozada propuesta de Javier Gándara para pretender éste seguir lucrando políticamente al interior del Cabildo hermosillense; esperemos que el auténtico panismo le impida lograr su cometido.

Por cierto, la definición del listado de regidores panistas para los próximos ayuntamientos deberá ser mañana sábado por parte del Comité Directivo Estatal del PAN.

 

OTROS VAN POR EL PAN ESTATAL

Francisco Bueno y Luis Ernesto Nieves

Otro tema que también ocupa a las huestes panistas, y que está en vías de entrar en su fase de ebullición, es el concerniente a la obligada y necesaria renovación de la dirigencia estatal.

De momento han levando la mano para entrarle al torito tres personajes de sobra conocidos como son los todavía jovenazos Luis Ernesto “el Güerito” Nieves Robinson Bours y Francisco “el Paco” Bueno Ayup, el primero de ellos respaldado para su desgracia por el todavía dirigente nacional del PAN y futuro senador plurinominal, Damián Zepeda Vidales, mientras el segundo pertenece a un grupo de panistas resentidos del padrecismo que incluso desde la clandestinidad han operado políticamente en contra de su mismo partido, pero hoy ven la oportunidad de volver por sus fueros recuperando la bandera estatal albiazul.

Otro par de panistas interesados al probar suerte, estos sí, un poquitín ya pasados de maduritos, lo son el ex secretario de Seguridad Pública del Estado, Ernesto “el Neto” Munro Palacio, con el sello del padrecismo tatuado en la frente, lo mismo que el actual secretario general del PAN Estatal, Francisco “Pancho” García Gámez, aunque en este último caso desconozco si los estatutos le exigen renunciar con cierto tiempo de anticipación al día de la elección de dirigente, pero de que tiene interés en alcanzar la Presidencia del partido, lo tiene.

Ahora bien, lo que sigue es que agarre usted a los cuatro ya mencionados, métalos a una licuadora, no olvide agregarle unas ramitas de cilantro y un poquito de aceite de oliva pa’ que cuaje, encienda el aparatejopor cosa de treinta segundos a su máxima velocidad, y luego dígame si le resulta algo bueno para el panismo sonorense.

Faltaría ver si le entran también otros personajes como Luis Gerardo Serrato Castell Moisés Gómez Reyna, digo, ahora que están por dejar el Congreso del Estado y tienen también sus seguidores al interior del PAN Estatal; dicen, pues, que ambos analizan esa posibilidad con sus respectivos equipos.

 

ÉCHENSE ESTE TROMPO A LA UÑA

Bien dicen que pa’ pendejo no se estudia, y qué mejor muestra que la dada ayer por el flamante diputado federal electo por Morena en la Ciudad de México, Sergio Mayer Bretón al confundir a la Profepa con la Profeco al publicar un tuit donde lamenta la contaminación de ríos de Tabasco que han causado la muerte de fauna silvestre.

Lamentable escuchar a @RafaelPacchiano @Profeco justificando la muerte de tanta fauna en Tabasco y negar que no hay (sic) contaminación en los ríos por parte de Pemex cuando estudios demuestran lo contrario”.

Aquí el punto es que el ex bailarín del grupo Garibaldi, porque decirle cantante sería darle mucho nivel, confunde a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), con independencia de que Rafael Pacchiano Alamán es en realidad el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dependencia de la cual forma parte la Profepa y la cual está bajo la dirección de Guillermo Haro Bélchez.

Por supuesto que de inmediato le llovieron críticas a Mayer Bretón por su garrafal error, haciéndole la aclaración de que a la Profeco puede acudir si se le descompuso una lavadora y no le quieren hacer efectiva la garantía, muy distinta a la Profepa que sí es un organismo responsable de velar por el cuidado y conservación del medio ambiente, así como para inspeccionar y vigilar el cumplimiento de las leyes en materia ambiental.

Y mire usted que no es la primera que se avienta el ex stripper metido a bailarín de Garibaldi, pues ya en una ocasión dijo que lo que estaba sucediendo en Tabasco, por la contaminación de sus ríos, era un auténtico genocidio, sí, genocidio, cuando en realidad pretendía decir un “ecocidio”.

En fin, ya lo veremos dentro de poco, despachando muy ufano como diputado federal de Morena por el distrito 06 de La Magdalena Contreras de la Ciudad de México; por eso estamos como estamos.

 

LE VA COMO EN FERIA A LILLY TÉLLEZ

Lilly Téllez

Vaya tracatera la que se armó ayer también, en un ratito, con motivo de un desafortunado texto publicado en su cuenta de Facebook por la senadora electa por Morena, Lilly Téllez García, donde mediante una caricatura de la gobernadora Pavlovich Arellano pretendió ridiculizarla enseñando una supuesta “constancia de golpe de estado”, en alusión a la aprobación, por parte del Congreso del Estado, de una serie de reformas constitucionales que garantizan un mejor equilibrio en la correlación de fuerzas políticas a partir de la próxima legislatura estatal.

No lo hubiera puesto la ex conductora de noticieros, porque literalmente se le vino el mundo encima con críticas hacia esa forma poco seria, y hasta grosera, de manifestar su inconformidad con la decisión tomada por una abrumadora mayoría de diputados locales, donde igual votaron a favor representantes del PRI, del PANNueva Alianza y hasta el único de Morena, el profesor José Ángel Rochín López.

Incluso le echaron en cara eso que llamaron violencia de género, recordándole que ella misma, Téllez García, en plena campaña denunció una supuesta campaña de hostigamiento en su contra y en su momento encontró el respaldo de muchas de quienes ayer la cuestionaron por su actitud excesivamente hostil hacia la mandataria sonorense.

En el caso de la jefa de la Oficina del Ejecutivo, Natalia Rivera Grijalva, escribió en su cuenta de Facebook lo siguiente: “A la señor Lilly Téllez respetuosamente le digo que también he sido crítica a Gobiernos ajenos a mi Partido. Crítica firme, pero jamás acudí al insulto, porque siempre tuve argumentos. El insulto, sin duda, dice más de quien lo emite que de quien lo recibe. Sus comentarios dicen mucho de Usted. #NoALaViolenciaDeGenero”.

A su vez la diputada panista, Rosario Carolina Lara Moreno, escribió en su cuenta de tuiter: “Inadmisible que una mujer que aspira a dedicarse al servicio público se dirija a otra mujer (sea quien sea) con violencia de género, se nota que no tiene ni idea de lo que ha costado combatir la violencia”; en tanto que la también diputada priista, Flor de Rosa Ayala Robles Linares puso en su cuenta de tuiter: “Tu @LillyTellez mejor que nadie has sido testigo de la lucha por erradicar la violencia política de género, y con esto te dices defensora de nuestros derechos? Qué pena ver este tipo de expresiones que son una falta de respeto hacia la mujer y generan violencia”.

Al final a Téllez García no le quedó de otra que borrar dicho comentario y caricatura de su cuenta de Facebook; aunque insiste en que llegando al Senado interpondrá un “amparo” en contra de las reformas constitucionales ya aprobadas por el Congreso del Estado.

Hasta luego