God bless América

Por Jesús Alberto Rubio.

Si a usted le gusta el deporte rey, el tema siguiente estoy seguro que será también de su interés:

Juan Carlos González Iñigo, desde Guadalajara, nos recuerda que en la séptima entrada de cada juego de MLB se canta una canción, advirtiendo que en algunos parques es en vivo, mientras que en otros, con grabaciones.

Así es.

“Esta costumbre se instauró en el 100% de los juegos en USA, desde el 11 de septiembre del 2001, esa fatídica fecha en nuestra generación (los cuatro atentados terroristas suicidas atentados, denominados comúnmente como 9/11).

A continuación, una nota sobre una muy bella canción compuesta por Irving Berlín, legendario en la America de USA.

https://mobile.nytimes.com/2018/07/02/arts/music/irving-berlin-god-bless-america.html?emc=edit_th_180703&nl=todaysheadlines&nlid=523270700703

Sé que le gustará, en efecto.

Muy bien, Juan Carlos.

La diferencia de la melcocha entre la música de por acá a la de allá.

Bravos de Atlanta

Los Bravos de Atlanta, —favoritazos para mi compadre, el licenciado Francisco Javier Martínez Martínez y mi yerno, el Maestro en Ingeniería Industrial adscrito a la Dirección de Informática de la Unison— lucen en nivel de excelencia este año y, no por nada, impulsados por el bateo de Ronald Acuña Jr., Ozzie Albiesson, Nick Markakis, Johan Camargo, Ender Inciarte y Freddie Freman, son los líderes de su División Este de la Liga Nacional, 3.5 sobre el sublíder Filadelfia. Faltaría mencionarle el trabajo de sus lanzadores, conste.

Ya vio el juego que en once entradas les ganaron el lunes en el flamante Yankee Stadium a los Mulos del Bronx. Todavía no sé, al momento de escribir, el resultado del segundo encuentro. Veremos.

Un pájaro de caída

¿Pero, sabe qué?: viendo a esos NYY y su poderosa ofensiva, quien me decepciona abiertamente es Greg Bird.

¿Sabe cuánto está promediando el chico?: .198, que para su categoría como pelotero de gran futuro en la franquicia, olvídese.

El lunes ante Atlanta pudo darle la victoria a los NYY, pero falló terriblemente, algo que presentí a los cuatro vientos y que incluso se lo dije a mi vástago cuando se presentó a la caja de bateo.

Con la casa llena en la décima entrada y un solo out, Bird enfrentó al relevista Jesse Biddle, quien lo abanicó y con ello dejó pasar la oportunidad para que los Yankees terminaran el juego. Luego vino otro K a Austin Romine y adiós.

Al siguiente episodio, los Bravos se llevaron el triunfo (5-3) con cuadrangular de Ronald Acuña Jr., tablazo que casi atrapaba Aaron Judge saltando sobre la barda del jardín derecho.

Bird, primera base –de gran defensiva, eso sí—lleva apenas 5 jonrones y ¡ocho producidas!, cantidades que dejan mucho qué desear para su nivel.

A ver: ¿hablo con el mánager Aaron Boone o los Steinbrenner para preguntarle qué van a hacer con él? Carajo: o lo “sientan”… o lo meten a un cambalache”. Usted dígame, ingeniero Jasso.

Ya pronto viene Tanaka

Por cierto, con todo y tener 2-0 y 3.00 de ERA en cuatro salidas, los Mulos han enviado a Jonathan Loáisiga a Triple-A Scranton/Wilkes-Barre y en su lugar jalaron a A. J. Cole.

Sin embargo, de acuerdo a lo que dijo Boone, el nicaragüense podría retornar el lunes en la serie ante Orioles.

Además, Masahiro Tanaka, quien está por retornar al equipo luego de irse a una rehabilitación desde el 9 de junio a causa de tirones moderados en ambas corvas, deberá retornar antes del día 17 de este mes cuando se lleve a cabo el Juego de Estrellas en la capital estadounidense.

Cuando su lesión, Tanaka tenía registro de 7-2 con efectividad de 4.58.

¡Y que si urge en el equipo!

¡Le gusta el beisbol!

Bien lo dice el colega Alejandro “Pachi” Coronado desde Mexicali, BC: desde los tiempos del general Manuel Ávila Camacho no llegaba a la Presidencia de México una persona que tuviera el gusto por el beisbol. ¡No, pues sí!

Y ya vio su grand slam que acaba de dar.

El doctor Germán Palafox Moyers, académico especialista en cuestiones financieras/económicas en nuestra alma mater sonorense, dijo esta mañana en una entrevista por Canal 12/Televisa Sonora: “La elección de Andrés Manuel López Obrador y toda Morena fue algo así como un tsunami de 10 holas de alto y no de cinco como cuando Fox…”.

Quiúbole.