Una fiscalía inútil y el descaro de Kiko Munro

Pedro Pablo Chirinos y Kiko Munro

Dr. Shivago

dr_pin_shivago@hotmail.com

Tengo que reconocer que en un principio el anuncio de la creación de la Fiscalía de Delitos Electorales del Estado de Sonora, me hizo abrigar grandes esperanzas en el sentido de que por fin tendríamos una instancia oficial cercana que les pudiera tronar el chicotito a los y las candidatas que se salieran del huacal.

Pero el gozo se me fue al pozo al enterarme luego, que la propuesta para desempeñar dicho papel de fiscal de Delitos Electorales del Estado de Sonora no era otro que el veracruzano, avecindado ya desde hace siete u ocho años en esta capital, Pedro Pablo Chirinos Benítez, sí, nada más y nada menos que aquel que llegó a estas tierras investido como flamante director Jurídico del PAN Estatal y luego terminó siendo el representante del PAN ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadano (IEEyPC), siempre ligado y supeditado a las instrucciones que le daba su padrino político, Sergio Gutiérrez Luna, asesor jurídico de cabecera, así como dedo chiquito y “guachoma” del también entonces secretario de Gobierno en tiempos del padrecismo, Roberto Romero López.

Con el tiempo, una vez ocurrida la diáspora panista con motivo de la derrota electoral del 2015, Roberto Romero terminó siendo perseguido y preso en Estados Unidos hasta que fue deportado a México para enfrentar diversos cargos por corrupción, cuyos procesos están en cursoGutiérrez Luna salió más vivillo sumándose a las fuerzas vivas de Morena en el Estado de México, donde fue representante de este partido ante el organismo electoral y hoy convertido en uno de los primeros en la lista de candidatos a diputado federal plurinominal, en tanto Chirinos Benítez terminó distanciado de la dirigencia estatal panista por su decisión de guarecerse en la sombra del ex alcalde hermosillense, Alejandro López Caballero al convertirse en asesor jurídico de la rebelde diputada local panista, Rosario Carolina “la Carito” Lara Moreno al grado de finalmente quedar fuera de la estructura panista, en calidad de agente libre para lo que se pudiera ofrecer.

El punto es que sí se ofreció, es decir, sí hubo, pues, la inexplicable decisión de impulsar su perfil y lograr que Pedro Pablo terminara siendo investido, desde el 14 de julio del año pasado, hace un año ya, como lo que es actualmente, como el primer titular de la recién creada Fiscalía de Delitos Electorales del Estado de Sonora, adscrito a la Fiscalía General de Justicia del Estado donde supuestamente le rinde cuentas al fiscal, Rodolfo Montes de Oca Mena.

Sin embargo, y es aquí donde reside el quid del asunto, la cuestión es que Chirinos Benítez ha servido, a la fecha, para maldita sea la cosa, convirtiendo entonces a la pomposamente llamada Fiscalía de Delitos Electorales del Estado de Sonora en una auténtica “Carabina de Ambrosio”, en algo que ni siquiera ha servido para medio espantar a la bola de candidatos bribones y sinvergüenzas que se han pasado por lo más pando del Arco del Triunfo, por no decir las verijas, todo lo relacionado a la Ley Electoral para el Estado de Sonora.

 

HACE LO QUE QUIERE, ALCALDE DE PEÑASCO

Y como una cosa lleva a la otra, qué mejor ejemplo de lo inservible que ha resultado la Fiscalía de Delitos Electorales del Estado de Sonora, que lo que está sucediendo por rumbos de Puerto Peñasco, donde un personaje como el alcalde panistaErnesto Roger “el Kiko” Munro López ha ignorado olímpicamente lo que la Ley Electoral del Estado de Sonora le prohíbe en su condición de candidato a la reelección en el cargo.

El desacato a las leyes y reglamentaciones, pues, siguen siendo ignoradas flagrantemente por el actual Presidente Municipal y candidato metido a la búsqueda de la reelección de ese paradisiaco balneario.

El candidato por la coalición PAN-PRD, “Por Sonora al frente”, no ha dejado de anunciar las acciones y obras que su gobierno concreta, hasta eso que muy pocas, dicho sea de paso, aun cuando la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales establece muy claramente la obligación de los gobiernos en función, a no publicitar ningún acto que tenga que ver con la realización de obras y acciones.

Esta veda electoral, pues, al “Kiko” Munro le ha valido una pura y dos con sal, ya que diversos medios locales peñasquenses pueden dar fe de cómo su “alcalde-candidato” ha venido publicando sus acciones de gobierno, viéndosele en imágenes gráficas y de video ataviado con la vestimenta con la que se promueve como candidato del PAN-PRD.

La última que se aventó Munro López, fue anunciar la contratación de siete camiones último modelo, “y de última generación”, como él mismo declaró, para recolectar la basura de la ciudad, servicio público que durante los dos años y medio que lleva su administración ha sido el más deficiente, al grado tal que Puerto Peñasco es de las ciudades más sucias de la entidad.

Pero ahora resulta que “el Kiko” sale con la vacilada de que va a “salvar” a Peñasco de este sentido problema social.

Eso sí, lo que no le dijo con claridad a la gente, es cuánto costará en realidad el arrendamiento de estos camiones, sólo comentando que serán entre 600 y 700 mil pesos, pero además omitiendo el nombre o razón social de la empresa que brindará el servicio de recolección de basura por lo que resta de la presente administración.

¿Y la Fiscalía de Delitos Electorales del Estado de Sonora?; digo, ¿qué carambas estará esperando para actuar el fiscal Chirinos Benítez ante tanta desfachatez del munícipe peñasquense?; vaya descaro, pues, el de ambos, tanto del “Kiko” como del Pedro Pablo, aunque puede ser entendible a partir de que finalmente terminan siendo harina del mismo costal.

 

LA CANDIDATA DEL CHANCLAZO

Como vacilada y para sacar cura, como dicen los morros, está buena esa onda de que el combate a la inseguridad pública y la corrupción gubernamental puede lograrse a punta de chanclazos, sí, de chanclazos, como corregían a sus chamacos las doñitas de antes, y muy posiblemente, todavía, las de hoy en día.

Aquí el punto es, que si esto fuera un concurso de ocurrencias, créame que proponer eso de los chanclazos para resolver problemas tan graves sería genial y sin duda ganaría dicho certamen, pero cuando vemos que esto va más allá de la vacilada y pretende ser una propuesta seria de una candidata a una alcaldía como la de Hermosillo, es entonces cuando podemos suponer que esa candidata le está faltando al respeto a la inteligenciamisma de los hermosillenses.

Ojalá, pues, esos genios de la publicidad y la propaganda política que se carga doña Myrna Rea Sánchez, candidata a la alcaldía de Hermosillo por la coalición PAN-PRD, “Por Sonora al frente”, hagan algo para enmendar la plana y no sigan llevando a esta empresaria, metida a política, por la senda del ridículo y el comentario jocoserio.

Digo, si de por sí la señora anda, como diría el inolvidable Jesús “el Windy” Durán Santéliz: “por la calle de la amargura, esquina con suplicio” en todas las mediciones de preferencias electorales, y todavía pretendiendo impulsarla con estas vaciladas; me cae, son unos genios.

 

MANTIENE URIEL, LA DELANTERA

Al que nos reportan metido en una frenética campaña electoral para lograr convertirse en el próximo diputado local por el distrito XIX con cabecera en Navojoa, tierra bendita de Dios, es al candidato de la coalición PRI-Verde-Nueva Alianza, “Todos por Sonora”, Uriel Silva Robinson Bours.

Ciertamente todas las encuestas y sondeos de opinión colocan a Uriel, el más joven de los candidatos de aquella región con apenas 33 abriles, como el contrincante a vencer por sus opositores, pero lejos de confiarse por ello y sabedor de que la única encuesta que vale es la del domingo 1 de julio venidero, es que no hay día que le afloje al paso en sus recorridos por el extenso territorio que desea representar en el Congreso del Estado.

Vale destacar, respecto a sus dos más fuertes contrincantes, que la candidata de la coalición PAN-PRD, “Por Sonora al frente”, Facunda Lorena Martínez Cervantes, ésta trae encima, para su desgracia, la pesada losa del descrédito de la marca albiazul que representa, mientras la candidata de la coalición Morena-PT-Encuentro Social, “Juntos haremos historia”, Gricelda Lorena Soto Almada, es otro más de esos personajes que simple y llanamente han decidido subirse a la ola “pejelagartiana”, en su caso esperanzada en que eso sea suficiente para alcanzar la meta, estrategia que no le está resultando según es posible deducir por el resultado de las encuestas ahí levantadas.

Así pues, aunque Uriel Silva lleve su campaña de acuerdo a lo planeado y con viento a favor, de manera inteligente y madura no pierde piso y sigue recorriendo el distrito como si el proceso electoral fuera empezando, estrategia que, a la postre, seguramente le rendirá muy buenos dividendos. Al tiempo.

Hasta luego