Gente de todo el mundo dona millones para ayudar a migrantes

En un torrente de preocupación provocado por imágenes y grabaciones de niños llorando por sus padres, cientos de miles de personas de todas partes del mundo están haciendo donaciones a organizaciones sin fines de lucro para ayudar a las familias que han sido separadas en la frontera sur de Estados Unidos.

Entre los que más han llamado la atención se encuentra una recaudación de fondos en Facebook creada por una pareja de Silicon Valley que dijeron sentirse obligados a ayudar luego de que vieron la fotografía de una niña hondureña sollozando mientras su madre era registrada por un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La colecta de fondos creada por David y Charlotte Willner había colectado casi 14 millones de dólares el miércoles por la tarde.

La pareja, que tiene una hija de 2 años, montó la campaña “Reunite an immigrant parent with their child” (Reunamos a un padre inmigrante con su hijo) el sábado y esperaban recaudar mil 500 dólares, cantidad suficiente para que un padre inmigrante detenido pague su fianza. Sin embargo, el dinero comenzó a llegar en grandes cantidades y en pocos días la gente había donado cinco millones de dólares para ayudar a las familias que fueron separadas bajo la política de “cero tolerancia” del gobierno del presidente Donald Trump que exige presentar cargos a todos los adultos que sean detenidos por cruzar la frontera de manera ilegal.

“Lo que comenzó como una esperanza para ayudar a que una persona se reuniera con su familia se ha convertido a un movimiento que ayudará a muchas personas”, indicó la pareja en un comunicado emitido por una portavoz el miércoles. La pareja, que eran empleados en Facebook, rechazaron dar una entrevista. “Sin importar la afiliación política, muchos de nosotros estamos angustiados por los niños que están siendo separados de sus padres en la frontera”.

El dinero recaudado de más de 300 mil personas en Estados Unidos y en otras partes del mundo será entregado a la organización sin fines de lucro Refugee and Immigrant Center for Education and Legal Services (RAICES), con sede en Texas, que ofrece servicios legales gratuitos y de bajo costo a los inmigrantes.

Tras días de una creciente presión, el presidente Donald Trump firmó el miércoles una orden ejecutiva que pone fin a la separación de las familias en la frontera. La orden tiene el objetivo de mantener a las familias unidas mientras están detenidas, acelerar sus procesos y pedir al Departamento de Defensa que ayude a hospedar a las familias, pero no está claro qué sucederá con las familias que ya fueron separadas.

“Las fotos de esa pequeña llorando mientras su madre es cateada/quitándose los cordones de los zapatos, me han estremecido en lo más profundo”, escribió la neozelandesa Natalia Barnes en la página de Facebook de RAICES. “Por favor, dígannos que podrán reunir a esa nena con su madre”.

RAICES informó el miércoles que utilizará los fondos no solo para reunir a las familias y proporcionarles servicios jurídicos, sino también para comenzar un fondo de reunificación para los más de 2.300 niños migrantes que han sido separados de sus familias en la frontera desde mayo.

Las donaciones también han llegado a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), la cual se ha enfocado en defender a las familias migrantes, indicó Mark Wier, el jefe de desarrollo de la organización.

La ACLU ha recaudado 2.5 millones de dólares en línea de más de 40 mil personas desde el 14 de junio.

La directora de desarrollo de RAICES, Jenny Hixon, dijo al Washington Post que también planea contratar a más abogados (actualmente cuenta con 50), capacitar a más voluntarios e incluso crear una red de terapeutas y psicólogos para ayudar a los niños cuando salgan de los centros de detención.

Markus Klofelt, padre de dos en Estocolmo, Suecia, dijo que se sintió apremiado a ayudar al ver su muro de Facebook lleno de noticias sobre las familias que son separadas.

“Como padres, y por humanidad y moralidad, sentimos que necesitamos ser parte de esta campaña”, dijo Klofelt.