EU no respaldará comunicado del G7

por “declaraciones falsas” de Trudeau: Trump
El presidente Donald Trump tuiteó el sábado que ya no respalda la declaración conjunta del G7 debido a lo que llamó las “declaraciones falsas del premier canadiense Justin Trudeau en una conferencia de prensa de cierre.

Trump también tuiteó que Trudeau se mostró “tan sumiso y manso” durante sus reuniones, y que el posterior endurecimiento de su discurso es “deshonesto y débil”.

El presidente estadounidense emitió los tuits desde el avión presidencial Air Force One en el momento que Canadá difundió el comunicado. Está en vuelo a Singapur para su cumbre con el líder norcoreano Kim Jong Un.

Trudeau dijo el sábado que todos los países que asistieron a la cumbre del Grupo de los Siete firmaron un comunicado conjunto a pesar de las fuertes tensiones comerciales con Estados Unidos.

Trudeau dijo que Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia y Japón elaboraron un “lenguaje de consenso” con el que todos podían estar de acuerdo.

Trump aplicó aranceles sobre Canadá, México y la Unión Europea, lo que enfureció a sus contrapartes antes de la cumbre. Algunos pronosticaron que sería difícil alcanzar un consenso.

Pero Trudeau dijo que los gobernantes se “arremangaron” y elaboraron un texto en el que todos podían estar de acuerdo sobre una amplia gama de problemas.

El premier canadiense insistió que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre Estados Unidos, Canadá y México no incluirá una cláusula de vencimiento, cuando Trump había dicho horas antes que los negociadores estaban “bastante cerca” de incluir esa cláusula.

Trump abandonó la cumbre del G7, donde trató de apaciguar los ánimos con gestos amistosos pero quedaron evidentes las amplias discrepancias con los demás países. Hizo declaraciones vagas sobre el progreso de las negociaciones comerciales, pero había pocos detalles y las diferencias seguían claras a la mitad de la cumbre.

Trump insistió en que Estados Unidos debe aplicar más aranceles comerciales y que “si los demás países toman represalias estarán cometiendo un error”. Dijo que otros países se han aprovechado de Estados Unidos en el ámbito comercial, “y eso va a parar, o dejaremos de tener comercio con ellos”.

El presidente rechazó las denuncias de que Estados Unidos está cada vez más aislado internacionalmente, atribuyéndolas a “noticias falsas”.

Las relaciones con otros países “son de un máximo nivel”, insistió el mandatario en la cumbre del G7, a pesar de que en el mismo evento se hicieron evidentes las amplias discrepancias entre su gobierno y los demás países.

“Yo diría que las relaciones son de un máximo nivel, tenemos excelentes relaciones”, insistió Trump al abandonar la cumbre temprano.

Dijo que no culpa a otros países por firmar acuerdos comerciales que, según Trump, son malos para Estados Unidos, pero “si eso no cambia, no tendremos comercio con ellos”, dijo.

Luego de varios días de intercambios verbales por los aranceles estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio, Trump se sumó a los líderes de destacados países industrializados en una ciudad turística canadiense. Camino a la reunión anual, Trump manifestó su principal queja, diciendo que otros países se “han estado aprovechando de Estados Unidos en el comercio”.

Luego atizó la polémica al insinuar que la G7 debería de permitir el regreso de Rusia, que había sido expulsada por haber anexado a Crimea.

El sábado, Trump participó en un desayuno enfocado en igualdad de género, y llegó después de que el primer ministro canadiense Justin Trudeau inauguró la sesión. Trump se perdió las sesiones de la G7 sobre cambio climático, energía no contaminante y protección oceánica.

Las recientes decisiones de Trump, tras gobernar con políticas nacionalistas durante 18 meses, lo sitúan al margen de la organización con enfoque global y han promovido la especulación de que el grupo podría convertirse en algo como la “G-6 más uno”.

Pero en reuniones con Trudeau y el presidente francés Emmanuel Macron, Trump destacó su amistad con los aliados a la vez que insistió que quería ver cambios en el comercio.

Trump se mostró cordial con Trudeau, bromeando que el líder canadiense “había acordado recortar todos los aranceles y todas las barreras comerciales”. Y enfatizó una buena relación con Macron, diciendo que a veces tiene una “pequeña prueba” con el comercio, pero pronosticó un resultado positivo.

Aun así, las diferencias fundamentales seguían claras. Trump de nuevo arremetió contra los déficit con otros países y repitió que él podría procurar acuerdos comerciales por separado con Canadá y México en vez del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, mientras que Canadá preferiría renegociar el acuerdo de tres años.

msn.com