Segundo día de disturbios en Quebec contra cumbre del G-7

Al menos tres personas fueron detenidas hoy, en el segundo día de protestas en Quebec, Canadá, contra la 44 cumbre del Grupo de los Siete (G7), que inició este viernes aquí sus trabajos.

La policía quebequense detuvo a tres manifestantes luego que quemaron dos sillones y transgredieron los límites fijados para las protestas.

Integrantes de diversas organizaciones de derechos cívicos, humanos, indígenas y políticos salieron de nuevo a protestar a las calles de esta ciudad por la reunión de los siete líderes de las naciones más industrializadas del mundo: Canadá, Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Francia e Italia.

En la ruta hacia la acordonada sede en La Malbaie de la 44 cumbre del G7 los manifestantes prendieron fuego a dos sillones que de imediato fue apagado por elementos de seguridad, pero detuvo el tráfico por más de una hora.

Mientras, en otros puntos de la ciudad varios grupos marcharon con pancartas contra el capitalismo y gritando en francés “las calles nos pertenecen”.

Este viernes es el primer día de reuniones bilaterales y colectivas entre los líderes mundiales en el lujoso hotel Fairmont Le Manoir Richelieu en La Malbaie, Quebec, sin acceso a los medios de comunicación, ya que las reuniones son a puerta cerrada.

Entre los manifestantes se encuentran los “antiextractivism”, es decir quienes se oponen al principio de crear riqueza a través de la extracción de los recursos naturales. “Protestamos porque sólo siete líderes gobiernen el planeta”, dijo uno de los manifestantes.

Asimismo, se realizará mañana sábado el foro social del G7 que centrará sus discusiones en la denuncia de la afección de los derechos laborales por las naciones más industrializadas y los recortes a los servicios sociales.

Sindicalistas, defensores de derechos humanos, grupos indígenas y estudiantes planean seguir sus protestas hasta mañana sábado, cuando concluye la reunión del G7.

Las autoridades policiacas exhortaron a los habitantes de la zona y dueños de negocios a que se mantengan en el interior, mientras que cerca de 10 mil trabajadores públicos fueron exhortados a no ir a trabajar.

xeu.com