Con inmunoterapia eliminan por primera vez un cáncer de mama con metástasis

La paciente, de 49 años, lleva dos años sin rastro de la enfermedad. Es otra posibilidad de tratamiento cuando las terapias habituales fracasan, dicen los científicos en el artículo publicado en Nature Medicine

Un tratamiento de inmunoterapia con células T  consiguió, por primera vez, eliminar por completo las células cancerígenas de una paciente con cáncer de mama, según publicó ayer la revista científica Nature Medicine.

El investigador responsable del estudio Steven A. Rosenberg, del Instituto Nacional de Salud en Bethesda (Maryland, EU), y sus compañeros, aislaron y reactivaron células T específicas del cáncer de una sola paciente cuyo tumor de mama, en estado de metástasis, estaba progresando a pesar de varias líneas de terapia.

Estas células T reactivadas eliminaron todas las lesiones producidas por la metástasis, dejando a la paciente libre de la enfermedad.

Los autores explican con detalle en el artículo de Nature las características moleculares de estas células cancerosas dirigidas, lo que les ha permitido estimar altas probabilidades de éxito de esta terapia en otros pacientes oncológicos.

Sin embargo, apuntan a que esto “debería confirmarse con ensayos clínicos más grandes y controlados”.

Según los expertos, este avance ofrece nuevas posibilidades de tratamiento para estados avanzados de la enfermedad en los que las terapias habituales habían fracasado hasta ahora.

“Esto supone un posible tratamiento para la última etapa de los tumores en los que han fracasado todas las terapias convencionales”.

Existen dos tipos de inmunoterapias para tratar el cáncer, la primera activa las células T, responsables de coordinar la respuesta inmune celular, dentro del cuerpo del paciente a través de anticuerpos inyectados.

En la segunda, las células T se extraen de la sangre o tumor del paciente y sólo las que reconocen el tumor son cultivadas y después inyectadas de nuevo en el cuerpo del enfermo.

El éxito de estas terapias varía mucho entre los tipos de cáncer y, hasta la fecha, los ensayos clínicos de la primera modalidad de inmunoterapia habían fracasado para tratar el cáncer de mama.

TERAPIA. La mujer de 49 años con cáncer de mama metastásico HER2 negativo —contra el que no funcionaron distintos regímenes de quimioterapia— se inscribió en un ensayo clínico diseñado para mediar la regresión del tumor en pacientes con cánceres epiteliales que desarrollan metástasis.

Los científicos del Instituto Nacional del Cáncer modificaron el sistema inmune de la paciente para eliminar por completo sus células cancerígenas. Ésta es la primera aplicación exitosa de la inmunoterapia con células T para el cáncer de mama en un estadio tardío.

Los resultados muestran que los tumores en la mama, el hígado y otras partes del cuerpo desaparecieron por completo. La paciente lleva dos años sin rastro de cáncer.

Los científicos añaden que estos resultados  permiten “estimar altas probabilidades de éxito en otros pacientes con cáncer de mama, aunque deberá confirmarse en ensayos clínicos más grandes y controlados”.

El trabajo forma parte de un ensayo clínico que usa esta terapia celular adoptiva contra tumores avanzados con metástasis y una baja tasa de mutaciones en unos 300 pacientes. Datos preliminares de ese ensayo también han mostrado resultados positivos en pacientes con cáncer de hígado y de colon, otros dos tipos de tumores que acumulan menos mutaciones y por tanto no respondían bien a la inmunoterapia convencional.