Nominada a la CIA dice que no reanudaría torturas

WASHINGTON (AP) — La nominada del presidente Donald Trump como directora de la CIA dice que de ser confirmada por el Senado, la agencia de espionaje no volverá a los métodos de detención e interrogatorio cruel como los empleados después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

La CIA dio a conocer pasajes de las declaraciones con que Gina Haspel iniciará su audiencia de confirmación en las próximas horas. Su suerte depende de las respuestas que dé a las preguntas de senadores que quieren conocer detalles de su accionar cuando dirigía un centro de detención clandestino en el que los sospechosos de terrorismo sufrían interrogatorios brutales. También quieren saber por qué intentó destruir los videos de las sesiones.

“Comprendo que mucha gente en el país quiere conocer mis posiciones acerca del anterior programa de detención e interrogatorio de la CIA”, dice uno de los pasajes. “Habiendo participado de esa época turbulenta, puedo ofrecer mi compromiso personal, claramente y sin reservas, de que bajo mi conducción la CIA no reanudará semejante programa de detención e interrogatorio”.

Esa promesa podría enfrentar a Haspel con Trump, quien durante la campaña prometió autorizar el ahogamiento simulado y métodos “infernalmente peores” en la lucha contra el extremismo.

Pero Trump no ha tomado medidas para cumplir esa promesa. Elogió a Haspel por sus tres décadas de experiencia y dijo que los demócratas no la quieren porque es intransigente con el terrorismo.

Haspel, de 61 años, es directora interina desde que Mike Pompeo fue nominado secretario de Estado. Anteriormente fue espía clandestina de la agencia. Ha dicho que colaborará con la comisión supervisora del Senado, enviará más agentes al exterior, pondrá el acento en el conocimiento de idiomas extranjeros y buscará fortalecer las relaciones con los aliados.

Con respecto al hecho de que sería la primera mujer en el puesto, dijo que ha recibido gran “apoyo de las mujeres jóvenes en la CIA que lo consideran una buena señal para sus propias perspectivas”.