IMSS Sonora avanza con mamá canguro

Bebés prematuros tienen mayor acercamiento con sus madres y recuperación de peso

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora avanza en la protección de la vida de recién nacidos prematuros al impulsar el programa Mamá Canguro que fortalece el lazo entre la madre y su bebé, además de provocar un más rápido crecimiento del bebé.

La Neonatóloga y Coordinadora Médica de Educación e Investigación de Educación del Hospital de Ginecopediatría en Hermosillo, Ariadna Torres Pedroza, explicó que se trata de una tarea prioritaria en los hospitales con recién nacidos.

Dijo que al tener un contacto piel con piel entre la mamá y el prematuro se provoca una termorregulación del infante sin la necesidad de utilizar una incubadora, lo que también lleva a fortalecer el vínculo entre ambos, ya que al estar separados la mamá empieza a disminuir la producción de lactancia materna y la llamada depresión post parto.

“Con este tipo de programas se mejora el peso del bebé, cuando están en contacto con su mamá incrementan de peso, más que cuando se encuentran en una incubadora, mejora también el estímulo de la producción de la leche materna y se disminuye el riesgo de infecciones nosocomiales”, declaró.

Mamá Canguro, dijo, inició con espacios de 8 horas, después aumentó a 12 y en la actualidad se mantiene en 24 horas, especialmente para madres que son de otro municipio o tienen su casa lejos del Hospital y ahora cuentan con un área especial en la que se les alimenta y tienen el apoyo de enfermeras y un Pediatra.

Dijo que desde julio a septiembre, considerados meses de contingencia, se han contado con 7 madres y sus hijos en la etapa de 8 a 12 horas y en 24 horas la máxima ha sido de 4 Mamás Canguro.

Esa atención, detalló, permite reducir la estancia hospitalaria del recién nacido hasta en siete días, tiempo en el que un menor con un peso de un kilo 200 gramos recupera hasta 35 gramos diarios y entonces pueden irse a casa alimentados con lactancia materna, lo que les ayuda a prevenir enfermedades en su juventud y tienen un mayor desarrollo sicomotor.

Dijo que también se les brinda la oportunidad a los padres de convertirse en Papá Canguro durante los viernes y en ese día se les permite tener contacto piel con piel con el bebé, sin la presencia de la mamá.

TESTIMONIO

El testimonio de Iris Jazmín Celaya Rivera, de 32 años de edad y mamá por segunda ocasión: “es un excelente programa, yo veo que avanzó más rápido mi bebé en peso y en salud, consumía unos medicamentos, ya los dejó y ahorita nada más succiona con una jeringa, está muy padre, nos enseñan los cuidados de los bebés, cómo alimentarlo, cómo cambiarlo, cómo cargarlo”.