Promete Cannes abrir espacios para las mujeres

Cannes. En la víspera de la inauguración de la 71 edición del Festival de Cine de Cannes, el director del festival ofreció una conferencia de prensa no programada este lunes para abordar muchos temas que rodean a la muestra este año, desde su pleito con Netflix al movimiento #MeToo y la prohibición de selfies en la alfombra roja.

Thierry Fremaux, en declaraciones largas y apasionadas, prometió que el festival, conocido por muchos años como el territorio del productor acusado de abuso sexual Harvey Weinstein, se adaptará al cambio en el panorama cultural del mundo.

“Queremos mantener el ritmo con un mundo que está cambiando”, dijo Fremaux.

Aunque reiteró su postura sobre que las selecciones del festival deben ser consideradas únicamente por su calidad artística y no por el género de sus cineastas, agregó que el festival mejorará la proporción entre hombres y mujeres en sus comités de selección, nombrará más mujeres como presidentas de jurado y en el futuro seleccionará más películas dirigidas por mujeres. Este año la presidenta del jurado es Cate Blanchett.

Tres de las 21 películas que compiten por la Palma de Oro en la presente edición de Cannes fueron dirigidas por mujeres. Y en toda la historia del festival sólo una mujer, Jane Campion, ha ganado la palma.

“El cine siempre ha estado en las manos de los hombres”, dijo Fremaux. “Habrá más y más (cineastas femeninas) en el futuro”.

Fremaux también anunció que el sábado en Cannes, unas 100 mujeres caminarán por la alfombra roja en un gesto simbólico para “afirmar su presencia”.

Cannes ha estado bajo la mira para conocer cómo será su reacción ante el escándalo tras la caída de Weinstein, quien años antes era una figura omnipresente en el festival de la Riviera Francesa.

Este año Cannes lanzó una línea de asistencia telefónica para víctimas de acoso sexual y guarderías para madres.

“No es sólo el Festival de Cannes el que cambiará, el mundo entero ha cambiado”, dijo Fremaux.

El director dejó la puerta abierta para mejorar las relaciones con Netflix. La ley francesa requiere que haya una diferencia de tres años tras el estreno en cines de una película antes de que pueda llegar a una plataforma de streaming, una prohibición que llevó a que Cannes rechazara incluir películas de Netflix en su prestigiosa selección en competencia.

En respuesta Netflix retiró todas sus películas, incluyendo Roma del mexicano Alfonso Cuarón, y la película sobre Orson Welles The other side of the wind, en un pleito público por el cual el director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, expresó recientemente su arrepentimiento.

“Hace unos días se hizo una declaración en Lille en la que decían ‘debimos ser más respetuosos, diplomáticos’. Yo también creo eso”, dijo Fremaux.

El director de Cannes agregó que el drama con Netflix, que comenzó en 2017 cuando el gigante del streaming tuvo dos películas en competencia en Cannes, podría llegar a un tercer acto.

“El año pasado fue el episodio uno, este año es el episodio dos y el próximo año será el episodio tres”, dijo.

Fremaux también abordó el tema de Roman Polanski y Lars von Trier, dos directores controvertidos.

Polanski, un invitado regular en Cannes que estrenó una película en el festival el año pasado, fue expulsado la semana pasada de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. Al preguntarle si Cannes hará lo mismo, Fremaux dio evasivas.

“Son asuntos complicados”, dijo. “Vemos al pasado con la mirada de ahora”.

Von Trier también fue readmitido este año después de ser declarado “persona non grata” en 2011 por bromear sobre ser un nazi y sentir simpatía por Hitler.

“No es antisemita, no es antijudío, no es un nazi. Fue castigado y (el presidente del festival) Pierre Lescure junto con la junta directiva del festival decidió que el castigo había durado suficiente”, dijo Fremaux.

Y, claro, el director del festival también habló sobre la prohibición de las selfies en la alfombra roja.

“Es horrible darle tal importancia, es ridículo”, dijo Fremaux. “No vienes a Cannes para verte, vienes a Cannes para ver películas”.

jornada.com