Posible triunfo de AMLO debilita fuertemente al peso: Financial Times

El peso mexicano se debilitó fuertemente el mes pasado ante la posibilidad de que el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, gane las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, aseveró un artículo del diario británico Financial Times.

Señaló que los vendedores y mercados de divisas están comenzando a enfocarse en una votación que podría cambiar dramáticamente el panorama político en México.

En el artículo: “La caída del peso mexicano refleja el panorama en el que AMLO gana la elección”, Jude Webber apunta que luego de que el peso se había fortalecido, a mediados de abril perdió poco más de cinco por ciento frente al dólar, debilitándose por debajo del nivel de 19 y marcando su punto más bajo desde mediados de enero.

La corresponsal del diario cita en su publicación a Neil Shearing, economista en Jefe de Mercados Emergentes de Capital Economics, quien afirmó que la única explicación de la caída del peso es la política interna y un cambio gradual de enfoque hacia el panorama de una eventual victoria de López Obrador.

Webber indicó además que “los inversionistas están preparados para una mayor volatilidad del peso, y pronto, si la historia sirve de guía”.

Recordó que en el periodo previo a las elecciones de 2006, en las cuales López Obrador había sido el favorito por mucho tiempo, el peso perdió casi el uno por ciento.

Además, agrega, en las elecciones de 2012, cuando López Obrador se mantuvo cerca del presidente Enrique Peña Nieto desde el principio, el peso cayó más del 14 por ciento; en ambas elecciones, el peso estuvo bajo la más feroz presión en junio.

“Aunque López Obrador ha estado cultivando cuidadosamente una imagen más de hombre de Estado, muy lejos del hombre que paralizó por meses el centro de la Ciudad de México en 2006, después de afirmar que perdió por fraude electoral, los inversionistas se preocupan por lo radical que sería”, advierte la periodista.

Dijo que él y sus asesores han enviado señales contradictorias sobre el futuro de los contratos de energía otorgados a inversionistas privados en el marco de una reforma que abrió el sector petrolero mexicano.

“López Obrador se ha opuesto durante mucho tiempo al proyecto de un Aeropuerto en la Ciudad de México por 13 billones de dólares, aunque ha suavizado su tono últimamente, siempre que no se use dinero público”, agregó.

Webber refiere que los inversionistas también se preguntan qué tan laxo sería fiscalmente y están asustados por su insistencia en realizar un referéndum revocatorio cada dos años.

cronica.com