Desactivan otra bomba de la Segunda Guerra Mundial

La policía de Hong Kong junto con decenas de expertos iniciaron este jueves la desactivación de una bomba, que data de la Segunda Guerra Mundial, en un distrito al norte de la isla, la segunda en menos de una semana.

Las autoridades organizaron otra evacuación masiva, aún más grande que hace cinco días, y cerraron las carreteras de la zona después que un trabajador encontrara una segunda bomba en un sitio de construcción en Wan Chai.

Al final de la evacuación en las primeras horas de este jueves, la policía reportó que un total de cuatro mil 600 personas habían sido desalojadas del área, incluidas mil 500 de Harbor Center y mil del Wan Chai Sports Ground.

Alick McWhirter, un especialista en desactivar bombas, señaló que el dispositivo estadounidense AN-M65 se encontró incrustado en el suelo a solo 10 metros de donde se descubrió el primero hace cinco días.

“La bomba está en una condición peligrosa. El mecanismo del fusible está severamente dañado y la posición de la bomba dificulta que nuestro equipo obtenga un acceso óptimo”, comentó McWhirter.

Los oficiales tendrían que continuar de la noche a la mañana para preparar el equipo y llevar a cabo el trabajo de estabilización.

“Cuanto más llueve es más difícil la operación. Es terreno inestable. El agua hizo que la bomba fuera difícil de asegurar, lo cual es bastante importante cuando tratas de estabilizarla”, sostuvo.

El artefacto fue descubierto en un sitio de construcción para el enlace ferroviario Sha Tin-Central en el cruce de Convention Avenue y Tonnochy Road.

La policía cerró edificios cercanos para su evacuación, incluido el Great Eagle Center y el Sun Hung Kai Center.

Más vías en alrededor de Wan Chai fueron cerradas, mientras que al menos 27 rutas de autobuses fueron desviadas. En las principales arterias cercanas a la zona, Central, Wan Chai y Causeway Bay, estuvieron severamente congestionadas.

Los expertos en desactivación de bombas fueron desplegados en la zona por segunda vez en cinco días después de que se descubriera un dispositivo de la Segunda Guerra Mundial sin explotar en Wan Chai.

El personal de administración en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Hong Kong y el Renaissance Harbor View Hotel, que fue evacuado cuando se encontró la bomba anterior, dijeron que aún no habían recibido ninguna alerta de emergencia o un aviso para abandonar el inmueble.

El sábado, la policía llevó a cabo una importante operación de desactivación de bombas, cerrando carreteras y evacuando a mil 300 personas, incluidos los huéspedes cercanos del hotel, después de que una bomba de guerra de 450 kilogramos fuera desenterrada en el mismo sitio de construcción.

Los expertos en demoliciones desactivaron la bomba el domingo, luego de 25 horas de cierre de caminos y evacuaciones masivas en el área. Más de mil 300 personas fueron desalojadas mientras la policía de Hong Kong desactivó la bomba sin explotar.

Los hallazgos del sábado y el miércoles no fueron las mayores bombas de guerra desenterradas en Hong Kong.

En febrero de 2014, se descubrió una bomba de 907 kilogramos en un sitio de construcción en Happy Valley.

El dispositivo, un AN-M66, fue el más grande de su clase lanzado en Hong Kong por los bombarderos estadounidenses. Cuando fue encontrado, más de dos mil personas fueron evacuadas de edificios cercanos.

La aparición de explosivos como bombas o granadas sin explotar no es extraña en Hong Kong, dado que la ciudad fue escenario de combates entre el ejército japonés, que tomó el territorio durante casi cuatro años, y las fuerzas aliadas británicas y estadounidenses entre 1941 y 1945.

xeu.com.mx