Denuncian riesgo de infecciones por fetidez en el Semefo

MORELIA, Mich. (apro).- “Perro qué perro muerto”, así definen residentes y comerciantes de la zona aledaña al Servicio Médico Forense (Semefo) de la capital michoacana el fétido olor que se percibe en el área, debido a la acumulación de cuerpos y la falta de infraestructura necesaria para procesarlos.

“Últimamente, los olores son demasiado fuertes en las tardes y en las noches”, declara Eliodora, comerciante de la zona. “Hay personas que pasan con la nariz tapada porque no se aguantan el olor”, agregó.

Trabajadores del área de Servicios Periciales denunciaron las pésimas condiciones y el riesgo de alguna infección en el área perteneciente a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ante la descompostura del sistema de refrigeración en donde se encuentran resguardados más de 18 cadáveres.

Aseguraron que, desde principios de diciembre del año pasado, los refrigeradores donde se guardan los cuerpos que no son reclamados o que mantienen para investigación, sufrieron un desperfecto y dos meses después, no ha sido reparados.

Ante la falta del servicio de refrigeración, los cadáveres fueron sacados de los contenedores y colocados en el suelo del interior del edificio, según los informantes.

Peor aún, dijeron que todos los restos ya están en descomposición, por lo que despiden fétidos olores por todo el edificio y sus alrededores.

Los trabajadores alertaron que dicha situación sanitaria podría ocasionar algún brote de infección dentro de las oficinas y en sus alrededores, por ejemplo, en las dos guarderías infantiles y centros de trabajo que están alrededor del Semefo.

Magdalena Guzmán, coordinadora de Comunicación Social de la PGJE, reconoció que la cámara de refrigeración está descompuesta.

“La PGJE informa que se llevan a cabo trabajos de mantenimiento a la cámara de almacenamiento para depósito de cadáveres del Servicio Médico Forense (Semefo) de esta capital”, dijo.

Sin embargo, aseguró que “esta acción -que se realiza como parte de los servicios solicitados a la empresa proveedora para revisar y dar mantenimiento a dicho equipo, que reportó fallas en el sistema de enfriamiento-, no representa ningún riesgo sanitario, ya que se implementaron las acciones necesarias para dar tratamiento a los cuerpos.

La funcionaria añadió que la PGJE “ratifica su compromiso de garantizar que el equipo de la institución funcione en condiciones óptimas”.

proceso.com.mx