Alcalde asesinado nunca solicitó seguridad: gobernador de Colima

Tras el asesinato del alcalde de Ixtlahuacán, Colima, Crispín Gutiérrez, el gobernador Ignacio Peralta aseguró que nunca solicitó seguridad especial.

COLIMA. Tras el asesinato del alcalde de Ixtlahuacán, Colima, Crispín Gutiérrez, el gobernador Ignacio Peralta aseguró que nunca solicitó seguridad especial.

Eran las 11:05 horas de este viernes, el presidente municipal viajaba hacia la capital sobre la carretera Manzanillo-Guadalajara, cuando, repentinamente, un sedán blanco se le emparejó para dispararle en varias ocasiones.

“Recibió dos impactos y quedó muerto en ese momento”, dijo el gobernador Ignacio Peralta.

Tras el ataque, se implementó un operativo consistente en blindar las fronteras de la entidad, que fructificó en la detención de dos personas, en tanto, que uno más está prófugo.

“Se logró la detención de dos presuntos responsables, ambos originarios del vecino estado de Jalisco”, agregó Peralta.

Los detenidos fueron puestos a disposición del Ministerio Público estatal, pero la Procuraduría General de la República (PGR) intervendrá por el delito de portación de armas de fuego de alto calibre.

El presidente municipal de Ixtlahucacán había pedido al estado de Colima apoyo para reforzar la seguridad de su municipio, pero nunca para su persona.

“Nunca solicitó seguridad especial, sabía, cómo cualquier otro alcalde, que tenía que atender el tema de la seguridad”, agregó el gobernador.

“Nos había solicitado apoyo en un par de ocasiones para situaciones especiales, pero no había pedido que se le cuidara de manera especial”.

La Procuraduría de Colima informó que contempla todas las líneas de investigación, por lo que no se descartará ninguna posibilidad, incluso, el vínculo entre éste y el homicidio del alcalde de Coalcomán, Michoacán.

 

excelsior.com.mx