Marichuy denuncia fallas en plataforma del INE

San Cristóbal de Las Casas, Chis. “A pesar de las trampas y dificultades que nos han puesto en el camino seguiremos adelante” y “no daremos un paso atrás”, afirmó la vocera del Concejo Indígena de Gobierno (CIG), María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, quien busca el registro como candidata presidencial independiente en la selecciones de 2018.

En un mensaje leído en la comunidad de Oventic, municipio de San Andrés Larráinzar, sede uno de los cinco Caracoles zapatistas, agregó que a partir del mes de noviembre próximo continuará con una agenda para recorrer el país, que se dará a conocer en los próximos días.

Ahí fue recibida por miembros de la comandancia general del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), de la Junta de Buen Gobierno y por miles de bases de apoyo zapatistas.

En su último día de recorrido, Patricio Martínez denunció que “la cuenta de correo que se utilizó para dar de alta los datos de centenares de voluntarios para la recabación de las firmas exigidas por la ley para cumplir con el mandato de la asamblea general del Congreso Nacional Indígena (CNI), no puede acceder a la plataforma del Instituto Nacional Electoral (INE), es decir, se encuentra bloqueada para todo fin práctico”.

Señaló que al paso de la caravana por Altamirano, Ocosingo y Palenque, “donde comúnmente funcionan los servicios de internet y teléfonos celulares, fue bloqueada la comunicación en esas áreas lo que obstaculizó el cómputo de las firmas recabadas”.

Ante miles de zapatistas, Marichuy manifestó que “el INE enlistó los dispositivos que supuestamente son aptos para que la aplicación pueda funcionar pero en varios de ellos no es posible hacerla funcional y por el contrario en algunos señalados como no aptos sí se ha podido instalar”.

Sostuvo que “se requiere de muchas horas para descargar la aplicación. Igualmente, el registro de una sola firma y fotografía puede durar varias horas y no cuatro minutos con 30 segundos como lo aseguró el INE, lo que hace mucho más difícil alcanzar el número de firmas de apoyo que marca la ley”.

También dijo que “es insuficiente la luz del día, por la tarde o por la mañana, pues sólo al medio día se puede registrar firmas sin el apoyo de lámparas especiales que den la iluminación adecuada”, a parte de que “el aviso de firmas recolectadas tarda hasta 24 horas en los auxiliares después de enviadas al INE”.

Pero aún con todo ello, remarcó, “no daremos un paso atrás, recorremos el país con una agenda nacional que se unirá al tejido regional en torno a los concejales del CIG llamando a los pueblos, colectivos, organizaciones y personas no organizadas en todo el territorio de esta Nación, a vernos en el espejo de lo que somos todos juntos y sin temor encontrar ese reflejo, nuestro propio espejo alrededor de grupos de trabajo sobre tierra y territorio, autonomía, mujeres, jóvenes niños, personas con capacidades diferentes, migrantes, diversidad sexual, justicia, trabajo y explotación encabezados por los concejales y hacer nuestra propia agenda y programa de izquierda y anticapitalista, aprovechando el momento que la historia nos pone para hacer juntos la gran estructura nacional que derribe los muros que nos oprimen, dividen y debilitan”.

Recordó que el CIG, del cual es vocera, está integrado por 156 concejales y concejalas de 63 regiones indígenas del país, hablantes de 39 lenguas.

 

jornada.unam.mx