Buscarán alcanzar los 100 mil mdp en El Buen Fin 2017

Ciudad de México. El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, reconoció que el consumo interno en el país crece a un ritmo “inferior” respecto al registrado el año pasado y contraste con el incremento de doble dígito que reportan las exportaciones.

El fortalecimiento del mercado interno fue ponderado tanto en el discursos de Meade como de los secretarios de Economía y de Turismo, Ildefonso Guajardo y Enrique de la Madrid, así como de los dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, y de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco -Servytur), Enrique Solana Sentíes, durante el anuncio de la séptima edición de la campaña comercial El Buen Fin, a realizarse del 17 al 21 de noviembre y con la que se pretende alcanzar los 100 mil millones de pesos en ventas.

Con El Buen Fin, dijo el titular de Hacienda, no sólo se trata de “motivar” el consumo, sino también la formalidad y señaló que a las tres “R” con las que el presidente Enrique Peña Nieto ha resumido las tres acciones que emprendidas para atender a la población en las zonas afectadas por los terremotos de septiembre, es decir “rescate, refugio y reconstrucción”, se debe agregar una cuarta “R”, de “reactivación”, para recuperar la vitalidad económica en las regiones.

No se debe quitar la atención del mercado interno, señaló a su vez el dirigente del CCE. Tanto él como el presidente de la Concanaco destacaron que la edición 2017 de El Buen Fin será diferente porque se pondrá especial énfasis en las pequeñas y medianas empresas de distintos sectores ubicadas en las zonas afectadas por los desastres naturales para ayudarlas a sobreponerse.

“En las últimas semanas, el comercio exterior mexicano ha ocupado el centro del debate público por las negociaciones internacionales, es comprensible porque la apertura comercial es fundamental y estratégica para el país. Sin embargo, no podemos no podemos quitar la atención de los factores internos que lo complementan. México debe seguir apostar por la apertura pero también se debe seguir trabajando en el fortalecimiento del nuestro mercado interno”, indicó Castañón.

Enrique Solana Sentíes, consideró que por los terremotos “muchas familias mexicanas se encuentran emproblemadas” y por eso El Buen Fin ayudará a reactivar la economía. El mercado interno es motor de la misma y reforzarlo “para sortear de la mejor manera las contingencias que podamos tener en los próximos meses mientras se resuelven las negociaciones del TLCAN”.

Al recordar que la Secretaría de Turismo (Sectur) participa por segundo año consecutivo en la campaña, su titular, Enrique de la Madrid, destacó que “ahora más que nunca hay que viajar por México” y sobre todo en las zonas afectados por los terremotos. Ponderó que el turismo es una de las actividades productivas menos dependientes del exterior porque 85 centavos de cada peso provienen de los mexicanos.

El dirigente de la Concanaco- Servytur precisó que en los cálculos más conservadores hechos por el CCE sobre las ventas de El Buen Fin se espera un crecimiento de entre 7 y 8 por ciento respecto a los 89 mil millones de pesos que se alcanzaron el año pasado, pero los pronósticos más optimistas son de entre 10 y 11 por ciento para sumar casi 100 mil millones de pesos. Además recordó que las ventas en línea crecieron 70 por ciento en la edición pasada.

Señaló que si bien las cifras oficiales indican que aproximadamente el 40 por ciento de la población del país se concentra en los estados que resultaron más afectados por los terremotos “afortunadamente” la aportación que hacen al producto interno bruto (PIB) es mejor.

Es una fiesta, dijo, del comercio, la industria y las cadenas de valor y calculó que se incrementará en 10 por ciento el número de empresas participantes respecto a las 50 mil 300 empresas que se afiliaron el año pasado a la campaña, número que se elevó a 80 mil 400 empresas si se incluyen las sucursales que tienen algunas.

El secretario Meade recordó que todas las compras que se realicen en los negocios establecidos que se afilien a la campaña y se paguen con tarjeta de crédito o débito podrán participar en el sorteo que realiza el Servicio de Administración Tributaria (SAT) que les reembolsa hasta 10 mil pesos para dar un global de 500 millones de pesos.

Ponderó que eso es algo “inusual” porque la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) “no regala ni la sonrisa a nadie” pero atribuyó dicha decisión a un “secretario muy generoso” y aunque todo mundo se rió al pensar que se refería asimismo, enseguida aclaró que hablaba de su antecesor en el puesto, Luis Videgaray, quien sumó al SAT a dicho “experimento” que, dijo “ha funcionado y dado buenos resultados” y “palo dado no lo quita nadie”.

 

jornada.unam.mx