ICE niega tener agentes racistas y supremacistas

Thomas Homan defendió la política migratoria del presidente Trump; también rechazó que el ICE se concentre en inmigrantes hispanos, ya que el año pasado detuvo y deportó a personas de 140 países.

El director de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), Thomas Homan, negó que sus agentes sean racistas o supremacistas por hacer cumplir las leyes migratorias.

Durante un foro de la Fundación Heritage, de corriente conservadora, Homan acusó a la prensa de generar estereotipos de los agentes.

Sostuvo que ignoran que los inmigrantes detenidos o deportados tienen acceso al debido proceso y “a todos los recursos que ofrece la ley”.

“Las 20 mil personas que trabajan en el ICE son patriotas estadounidenses, por el hecho de que leen estos reportes de prensa todos los días, se ponen una pistola al cinto (…) para defender a este país, y proteger la seguridad pública y ser verificados por ello”, sostuvo.

Homan, que defendió la política migratoria de la administración del presidente Donald Trump, rechazó que el ICE se concentre en los inmigrantes hispanos, ya que aseguró que el año pasado detuvo y deportó a inmigrantes de 140 países.

El agente negó que el ICE realice detenciones de indocumentados en las cortes de justicia, hospitales o escuelas, y reclamó que sean las “ciudades santuario” las que provoquen que los agentes migratorios busquen a indocumentados en sus casas, con lo cual existe la posibilidad de arrestar a más miembros de las familias durante los operativos de captura.

“Para las autoridades federales no hay santuarios”, dijo.

Respecto a las recientes prioridades legislativas que entregó el presidente Trump al Congreso, se atribuyó la autoría de una parte de las propuestas en materia migratoria, pues “reflejan las aportaciones del ICE y de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP)”.

 

elfinanciero.com.mx